Revista Rumbos. Ver sumario para este domingo

Miércoles 12 de Julio de 2006 - 08:47 hs.

Conmemoración

En homenaje a Favaloro, hoy se celebra el Día de la Medicina Social

Clic aquí para ampliar
click en la imagen para ampliar
Día Nacional de la Medicina Social Fue instituido el 12 de Julio en homenaje a todos los médicos que se desempeñan en ese área, pero especialmente al fallecido cardiocirujano René Favaloro.

El Día Nacional de la Medicina Social fue instituido el 12 de Julio en homenaje a todos los médicos que se desempeñan en ese área, pero especialmente al fallecido cardiocirujano René Favaloro.
Favaloro nació en la ciudad de La Plata el 12 de julio de 1923. Provenía de una familia humilde, su padre fue carpintero ebanista y su madre modista.
En 1941, luego de finalizar sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de la Universidad de La Plata, ingresó a la carrera de Medicina de esa prestigiosa Casa de Estudios.
Se graduó en 1948, y entre 1950 y 1962 ejerció su profesión como médico rural en el pueblo pampeano de Jacinto Aráuz.
Luego viajó a Cleveland, Ohio, donde se especializó en cirugía torácica; durante los 10 años que permaneció en Estados Unidos desarrolló el trabajo fundamental de su carrera médica: la cirugía directa de revascularización médica, conocida como by-pass.
De regreso al país, Favaloro realizó una importante tarea científica y docente, entre otras instituciones en las universidades de Buenos Aires, Córdoba, del Salvador y la Fundación Güemes. También desarrolló actividades académicas en universidades de Europa y Estados Unidos.
En 1975 creó la Fundación Favaloro y en 1993 el instituto universitario que también lleva su nombre. Como cirujano realizó miles de operaciones. Además de escribir gran cantidad de artículos científicos, publicó varios libros, como: Recuerdos de un Médico Rural y una biografía sobre San Martín.
El Dr. René Favaloro se suicidó el 29 de julio del año 2000 a los 77 años de edad. Según sus amigos y familiares cercanos, muy angustiado por las deudas económicas de la Fundación que presidía.
La comunidad médica y la población vivieron con gran conmoción la desaparición de uno de los científicos argentinos más destacados.