Posadas

T °  H

Ampliar | Personalizar

Martes 1 de agosto de 2006

Edición impresa

Club El Territorio te sienta en primera fila al recital que Sabina y Serrat brindarán el 9 de abril en Resistencia

Desde la época de la conquista la tenían en cuenta para combatir los malos espíritus y las pestes

Tres sorbos de caña con ruda para hacer frente al duro agosto

Tradición popular de quienes buscaban la “tierra sin mal”, que aún persiste en esta región como amuleto contra la mala suerte y las enfermedades durante la estación de las lluvias

Martes 1 de agosto de 2006 |

12 comentarios

Macho y hembra. | La ruda crece bien en la región, lo demuestra doña Felipa experta en preparados y pociones autóctonas. | Foto: Sixto Fariña

Posadas.  

Con 84 años, doña Felipa es la vendedora insignia del mercado modelo “La Placita” de esta ciudad. Todo aquel que ingrese por el túnel de Sarmiento y Roque Sáenz Peña en dirección hacia los puestos de venta y quiera comprar plantas  y yuyos medicinales es inmediatamente derivado hacia ella. Y más en un día como el de la fecha.
Hoy, 1º de agosto, la tradición dice que se toma caña con ruda en los hogares del litoral argentino. Y en mayor medida, en la región guaranítica.
En ayunas o de lo contrario no tiene el mismo efecto. La creencia popular considera que sirve para combatir los supuestos males que vienen con el mes más frío del año: agosto.
Si usted está en este momento cómodamente leyendo en su hogar, en la oficina, en el taller, en el trabajo, viaja por las rutas o se encuentra en cualquier otro lugar y lee estas líneas, por las dudas tómese tres pequeños sorbos de caña con ruda para matar los males acumulados. Como para estar cubierto y tranquilo. Sólo por eso.
En la actualidad los comercios venden botellitas preparadas de este brebaje, listas para ser consumidas. Más que nada en los almacenes de ramos generales que aún subsisten en los barrios de Posadas y los hay en mayor medida en localidades del interior misionero y correntino.
Incluso los dueños de las despensas invitan sin cargo a su clientela ni bien se acercan al mostrador. “Tómese que le va a hacer bien. La casa invita”, ofrecen los cordiales propietarios.
En “La Placita” se puede adquirir el preparado desde un peso o dos, no más que eso. Felipa Velázquez aconseja prepararlo con ruda macho “porque es más fuerte y tiene las hojas más grandes. Es para la buena onda”, dice riéndose. Experta en tradiciones regionales, con más de 60 años en el rubro, no duda en asegurar que la caña tiene que ser paraguaya.
Felipa vive en el barrio Yacyretá, pero nació a principios del siglo XX cerca de Villa Blosset. El progreso y el aumento de la cota del río Paraná hicieron que ella sea una relocalizada más de esta ciudad. Tiene tres hijos varones y cuatro nietos. Como buena vendedora y estadística reconoce que el año pasado vendió más caña con ruda que en 2006. Aunque espera el repunte durante todo el día.
La bebida en estos tiempos se ha “modernizado” en sus componentes. Del licor fabricado con chañar, algarroba, patay o tunas, se pasó a la caña (la más popular es la paraguaya) y el lugar de la “contrahierba” (mezcla de hierbas medicinales) ahora es ocupado por la ruda.
Según cronistas de la conquista, en esta época del año se producían grandes lluvias, las que, agregando el frío estacional, provocaban enfermedades, algunas epidemiológicas. Muchas aldeas se diezmaban a causa de las pestes.
Los nativos encontraron la forma de combatir los males. A través de sus chamanes elaboraron el remedio consistente en mezclar hierbas con licores, del cual debía beberse un trago al comenzar la estación de las lluvias 

La bebida
El preparado se elabora días antes, y debe ingerirse como primer alimento del día.
Esta costumbre se remonta a varios siglos, cuando culturas aborígenes a través de la elaboración de un remedio consistente en mezclar hierbas con licores pretendían prevenir las enfermedades que se contraían durante la época del año (agosto) en la que se producían grandes lluvias, a parte del intenso frío.
Según historiadores, el encuentro de culturas generó la predominancia de la conquistadora que cambió los componentes, llegando a nuestros días  como se la conoce.


Componentes y algo más
Ruda:

La ruda es una planta perenne perteneciente a la familia de las rutáceas. Posee tallos erguidos y ramosos, de unos 70 centímetros de altura; hojas alternas gruesas compuestas de hojuelas partidas en lóbulos alargados y de color garzo azulado, flores menudas de cuatro pétalos de color amarillo en corimbos terminales y fruto capsular con abundantes semillas negras pequeñas y en figura de riñón, de olor desagradable.
La hoja se suele emplear en medicina. Se la mezcla con alcohol para frotar los músculos y evitar calambres. También para combatir estados gripales. Con un preparado no muy fuerte se fricciona la espalda del enfermo.
Es poco exigente con respecto a suelos, prospera bien en terrenos secos, pedregosos y expuestos al sol. Los climas templados o templados fríos son los más favorables.

Caña:
La caña es una bebida alcohólica destilada de la caña de azúcar dulce o melar.
Otros nombres populares:
Ruda oficinal. Ruda de olor pesado, hoja de ruda. Inglés, rue; portugués, arruda domestica, arruda fedorenta, arruda dos jardins, ruta de cheiro forte.
Lugar de origen de la planta:
Europa meridional. Naturalizada y cultivada en diversas partes del mundo.







Últimas noticias

  • Hoy y mañana realizaran el registro y emisión de la tarjeta Sube en Garupá. Los interesados deberán presentarse en la oficina de empleo del edificio comunal, desde las 8 hasta las17. Deberán presentar el DNI y una boleta de servicio. Para acceder al beneficio del pasaje esolar o universitario una constancia de alumno regular.   Leer más...


Weblogs

TerritorioDigital.com1999 - 2014. TerritorioDigital.com

Todos los derechos reservados. Posadas (Misiones), República Argentina